16 sept. 2011

Tapas y siesta: combinación perfecta

Lo primero que aprenden los alumnos cuando estudian español son, además de los insultos, las palabras que representan el proto-típico estilo de vida español. Hoy vamos a hablar de los orígenes de dos muy conocidas: siesta y tapas. Se me ha ocurrido plantear un breve juego que creo que puede ser bastante divertido: en primer lugar tenéis que intentar adivinar cual de las siguientes teorías sobre el origen de la siesta es la correcta:
El burro explosivo durmiendo  la siesta
  1. Debido al calor, en España en verano es muy difícil trabajar. Por eso después de comer y sobre todo en los sitios más calurosos los trabajadores se echaban una siesta. De esta forma esperaban a que no hiciera tanto calor. El resto de la familia tampoco podía molestar a la persona que dormía, por eso también dormía la siesta.
  2. Como todos sabéis cuando hacemos la digestión (proceso de transformación de los alimentos después de comer) toda nuestra sangre baja al estómago y provoca una sensación parecida al sueño. En España normalmente hacemos comidas más abundantes que en otros países, por lo tanto baja mucha más sangre y necesitamos dormir porque no tenemos sangre suficiente para hacer otras cosas.
  3. Los monjes durante el siglo XVI estaban obligados a descansar entre las 12 y las 3. No podían hablar ni hacer otro tipo de actividad. Por eso estaban, por así decirlo, obligados a dormir la siesta a la sexta hora, de ahí que ahora hablamos de dormir la siesta.
Perfecto, pues ahora intentad adivinar cual es el origen de otra palabra muy española: las tapas.
Algunas tapas españolas
  1. El rey Alfonso X, durante el siglo XIII obligó a todos los taberneros (camareros) a servir algo de comida para evitar que la gente se emborrachara. 
  2. Después de la guerra civil española, durante la dictadura de Franco la gente era bastante pobre y pasaba bastante hambre. Por eso comían muy poco, poca cantidad, para "tapar" (engañar) al estómago. Por eso las tapas son platos con poca comida.
  3. En España, como en otros muchos países, solían cocinar solo las mujeres. Cuando cocinaban, sus hijos y su marido siempre estaban molestando en la cocina comiendo directamente de las cacerolas. Para evitar esto ponían un plato encima de las cacerolas con un poco de comida para tener ocupados a los ladrones de la cocina.
Estupendo, espero vuestras respuestas en los comentarios de la entrada. Aquellos que queráis también podéis hacerlo desde http://www.facebook.com/elburroexplosivo o también desde http://twitter.com/#!/burroexplosivo. Aquellos ganadores serán premiados con un fantástico viaje a... ¡Mallorca! Jejeje...
También os propongo que me enviéis vuestras hipótesis ya sean estas inventadas o no. ¡Felices sueños hambrientos!

    5 comentarios:

    1. ?Cual son las respuestas correctas?
      siesta - uno,
      tapas - tres, ?no?
      !Publicalos Xabi! No seas tanto...

      ResponderEliminar
    2. Paciencia paciencia, la próxima semana las soluciones... jeeje

      ResponderEliminar
    3. Siesta: dos
      tapas: uno

      ahora estoy esperando las soluciones, Xabi!

      ResponderEliminar
    4. Bueno, llega el momento de decidir el resultado, con una aclaración: realmente el origen (hablo del origen) de la palabra siesta es el punto 3, aunque todas las opciones tienen algo de cierto. En cuanto a las tapas es el punto 1. Por eso, Anula, sólamente has acertado una parte... no te corresponde todo el viaje, pero sí un viajecillo (un viaje más pequeño) que tendré que decidir, jejejee.... un saludo

      ResponderEliminar
    5. Yuhu! pero porque pienso que este "viajecillo" significa la ruta de Gliwice a Katowice?
      saludos cordiales ;)

      ResponderEliminar