19 may. 2011

Lars Von Trier

Viviendo en Polonia he podido conocer de primera mano los desastres y las secuelas de la segunda guerra mundial. Katowice es una ciudad que está a unos escasos 35 km de Auschwitz (Oświęcim), donde podemos atestiguar la locura y la barbarie de que es capaz el ser humano. Pues ahora llega el angelito Lars Von Trier y dice estas cosas:
Que pena que un director tan admirado por mí con grandes películas como Dogville o Dancer in the Dark (Bailando en la oscuridad) pierda de tal forma los papeles. Como siga así, va a ser un claro candidato a ganar el primer prenmio de rebuznos explosivos. ¡Buuuuuuuuuuu!

2 comentarios: