4 mar. 2011

Vacaciones

¡Hola de nuevo a todos! Después de unas inmerecidísimas vacaciones volvemos a dar guerra en el blog. Y me ha parecido interesante empezar hablando de esta bendita palabra: vacaciones. Según el diccionario de la RAE la palabra proviene del latín vacatĭo, pero he querido curiosear más y he encontrado información que remite al origen hebreo de la palabra. Los judíos establecieron un día de descanso semanal (en este caso el sábado) establecido para todos los judíos y obviamente para los esclavos que trabajaban para ellos (no está mal, no señor, jejeje). Además establecían otro calendario de días santos (de ahí la palabra inglesa holyday: días santos, que ahora se traduce por vacaciones). Pues eso, que después de esta pequeña reflexión me toca desempolvar los libros y ponerme de nuevo manos a la obra, porque las vacaciones están muy bien pero no serían vacaciones si no existiese el trabajo. El que no se consuela es porque no quiere.

1 comentario:

  1. Bienvenido al trabajo de nuevo! un saludo de parte de los que todavía no hemos tenido las benditas vaciones...

    ResponderEliminar